DEL PLATO, AL ALMA

Entrevista con Inés de Miguel Ruano, creadora del proyecto “Caicus” y una de las ganadoras de la IV edición de GIRA Mujeres.

Vajillas que hablan y cuentan historias entre el primer plato y el postre… Varias pasiones que confluyen en un mismo proyecto. Un cocktail de cocina, creatividad y arte, en un proyecto, Caicus, que toca el corazón y mueve los sentidos.

Un día, rebañando un plato de comida, Inés de León, se dio cuenta de que podía haber una forma estupenda de unir sus dos pasiones, la comida y la escritura, para crear algo totalmente nuevo. Así nació “Caicus”, un concepto que toma su inspiración del género poético de origen japonés (Haiku), escrito según la tradición en tres versos sin rima, y la cacofonía procedente de la palabra “chai”, té.

“Mi naturaleza es escribir. Y también me gusta comer. En un momento, con un trozo de pan en la mano, pensé que ahí, en los platos, se podían poner obras de arte, de artistas. Y le fui dando vueltas”. Tantas vueltas que un día, Inés de León decidió dejar su trabajo en una agencia de publicidad para dedicarse de lleno a dar forma a su sueño.

“Me puse a investigar, a analizar el mundo de las vajillas y de su producción, y enseguida vi que en España es un nicho muy complicado. La producción de vajillas es muy cara. Pero me topé en Facebook con un crowdfunding desde el que conseguí hacer mis primeros Caicus”. Estos “caicus” que Inés de León pudo materializar gracias a la iniciativa de crowdfunding fueron sus primeros micro-cuentos plasmados en vajillas, para ser leídos, mientras se disfruta de una buena comida, con el primer plato, el segundo y el postre.

Con la semilla del proyecto ya en funcionamiento, pero sin el conocimiento de cómo hacerlo rentable, la fundadora de “Caicus” llegó a GIRA Mujeres de Coca-Cola, un programa de capacitación orientado a mujeres que quieren mejorar su empleabilidad o desarrollar una idea de negocio vinculada a la cadena de valor del sector de la alimentación y las bebidas.

“Tengo una gran preocupación por la parte artística, pero también un compromiso con las mujeres. Quiero que el día de mañana mi proyecto pueda dar visibilidad a otras artistas mujeres. GIRA Mujeres me ha puesto en contacto con muchas mujeres y, sobre todo, me ha orientado: la parte creativa estaba ya, pero la viabilidad económica y de negocio, no”. Ser parte de esta IV edición del programa GIRA Mujeres le ha dado algo más a Inés: seguridad en sí misma, impulso: “Ser parte de este programa me ha hecho ver que las decisiones que fui tomando, como la de dejar la agencia para apostar por mí misma, fueron correctas. Ahora me veo de otra forma. Sé que mis ideas no se van a quedar en un cajón. Hasta me presento a los sitios de otra manera”.

De su idea inicial de conseguir que los restaurantes fueran sus primeros clientes, Inés de León ha pasado a la puesta en marcha de una web abierta a todo el mundo (www.microcuentosdeines.com), donde ya tiene a la venta su primera vajilla “narrada”, titulada “Adiós tristeza”. “Mi idea es vender las vajillas casi como si fueran fascículos, que cada persona pueda tener en su mesa un cuento diferente”.

La historia, como la de sus microcuentos, continúa. Con el impulso de GIRA Mujeres, Inés ya está pensando en sus próximos pasos: utilizar nuevos soportes para contar sus historias y abrir lo que podría ser un espacio físico que pueda conectar diferentes artes, como hace “Caicus”, donde dar “visibilidad a más escritores”. Y es que, como ella misma comenta, “me gustaría dar importancia a la creatividad, que es lo que nos hace ver la vida de forma positiva”.

Su mensaje a otras mujeres es también claro: “hay que ponerse tapones para no escuchar a nadie que te diga que algo es imposible. Porque hace un daño horrible. Si uno siente que ese proyecto en el que piensa es lo que le emociona y tiene pasión, es imposible que no salga adelante. GIRA Mujeres me ha hecho ver que, si tienes pasión y trabajas, no hay que abandonar a eso que te hace latir o te mueve. El “no” lo tenemos siempre. Toda idea se puede llevar a cabo. El mercado es muy grande. Al final, las empresas son un reflejo de la esencia de cada persona. Si una persona, una mujer quiere hacer algo, que lo haga. ¡Y que se apunte a GIRA Mujeres de Coca-Cola!”.

De momento nosotros nos quedamos con su arte y su pasión, y con la posibilidad de disfrutarlo mientras pasamos de uno a otro plato

(GIRA Mujeres es un proyecto gestionado desde la Oficina Técnica de Quiero).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *