“El mundo necesita líderes sociales y comprometidos con futuros que molan”

Conversación con Oscar Pérez Marcos, impulsor de The Social MBA.

The Social MBA rompe con el modelo tradicional de máster para brindar una opción de abajo hacia arriba: una escuela de negocios accesible para todos que tiene, como fin último, desarrollar agentes de cambio. España y Latinoamérica se unen en esta iniciativa única que dará que hablar.

Inscripciones: www.thesocial.mba

Quiere democratizar el acceso a una educación de calidad en emprendimiento e innovación social para cambiar el mundo. Oscar Pérez Marcos es un emprendedor nato y es el impulsor de una iniciativa única en España y América Latina: The Social MBA, una escuela de negocios sociales con un fin 100% social, becas para estudiantes, donaciones a ONGS con proyectos relacionados al ODS4 y apoyo a desempleados para poder acceder a una educación que les permitirá reinventarse.

La escuela, que se desarrollará en España y América Latina, cuenta con el apoyo y participación de organizaciones como Acumen Academy Spain, Sistema B, Ouishare, Social Enterprise, B-Lab, Learning By Helping … entre muchas otras, junto a los principales actores del mundo social. Todos reunidos en un mismo lugar.

P: The Social MBA es un nuevo concepto de escuela de negocio que fomenta el emprendedurismo social. ¿Cómo está hoy el emprendurismo en nuestro país y qué podemos aprender de América Latina? Y viceversa, ¿qué podemos trasferir para esta región que nos es tan cercana?

R: Yo diría que en América Latina se vive un “emprendedurismo de la vida”. Todos sabemos que en América Latina hay necesidades que superan la ficción, realidades de pobreza extrema donde lo que surge es esa necesidad de “rebuscársela”, como dicen aquí. Eso hace que haya personas que, en temas sociales y ambientales, hace cosas extraordinarias sin considerarse quizá un emprendedor social, o un líder social. Aquí hay gente que lleva siendo emprendedor social toda la vida sin tener ese “título”.

Hoy lo que estamos viendo es también una proliferación de muchos fondos de inversión de impacto que están entrando de México para abajo: aceleradoras, venture building, que están buscando rentabilidad o retorno financiero puro… Pero en esa primera fase de capital semilla, es difícil encontrar algo.

P: Volviendo a la pregunta, ¿qué podemos aprender de uno y otro lado del Atlántico? ¿Qué herramientas podemos intercambiar?

R: De América Latina para España podemos aprender de “sensibilidad”. El gran aprendizaje es la vocación por cambiar las cosas con la que nace la gente en América Latina. Hay un gran potencial en llegar a las élites que están acostumbradas (tanto aquí como allí) a universidades caras, y que cuando conectan con el discurso social se dan cuenta de que hay otros modelos de empresa, no del siglo pasado que es lo que están acostumbrados a aprender.

Tenemos el potencial de inspirar a jóvenes de empresas privadas, a filántropos, hijos de empresarios que, si les conectas con una causa o un propósito, ven que tienen la capacidad de cambiar el mundo.

En nuestro caso, tenemos una política de becas One for One,donde a través de ONGs locales en España y Latinoamérica, ofrecemos plazas a líderes comunitarios, equipos de trabajo de fundaciones y asociaciones sin ánimo de lucro y personas con potencial de aprovecharlo que no realizan un pago en metálico sino en especie a la propia ONG, para evitar el asistencialismo.  

P: Además de este target, ¿qué otras personas pueden acceder a The Social MBA? ¿Cuál es vuestro principal objetivo?

Nuestro MBA está abierto a todo el mundo: rompemos con el modelo de 30 alumnos por aula a 30.000 euros, a un modelo de miles de alumnos por aula a 600 euros. Es totalmente opuesto, accesible para todos. Hemos roto barreras a nivel económico.

Tenemos varios target: el primero, personas con 5 o 6 años en el mundo corporativo que quieren moverse hacia lo social y no saben cómo. Un segundo público, personas que trabajan en RSE en empresas grandes y no encuentran espacios para seguir formándose. Está también el emprendedor social que quiere seguir formándose, generar contactos, poner un ojo en América Latina…  Y por último el millenial, que ya tiene un sentido de impacto.

P: Vemos que hoy grandes empresas buscan promover el intraemprendedurismo o acuden a la compra de start ups para poder innovar. ¿Qué espacio encontráis en este mundo?

El intraemprendedurismo es un potencial gigante porque las empresas se dieron cuenta de que hay mercado en el mundo emprendedor y social, en la sostenibilidad. Es un punto de no retorno. Ahora bien, ese interés de las empresas hay que transferirlo a los empleados, trabajar en la horizontalidad, en modelos donde se puedan hacer equipos ad hoc para trabajar en proyectos concretos (lo que llaman “modelo Hollywood”).

The Social MBA permite que las compañías puedan ofrecer a sus empleados formación in company, con sesiones de micro aprendizajes de 15-20 minutos, en 10 meses con más de 150 expertos.

P: Para resumir, ¿cuáles son las principales razones para optar por The Social MBA?

Yo diría principalmente que el mundo necesita líderes sociales, personas comprometidas, y hoy no hay muchas opciones para formarse y desarrollar el liderazgo consciente que el mundo necesita. Las escuelas de negocio siguen desarrollando programas muy tradicionales y por lo general no se adaptan rápido a las actuales necesidades de las personas y del planeta. 

En el MBA vamos a dar un propósito y una esperanza con futuros “que molan”. Vamos a abordar, en la introducción, los grandes retos que enfrentamos, los ODS y el ecosistema emprendedor social.  Vamos a ayudarte a entender cómo hacer impacto positivo, vengas de donde vengas. En el Módulo I vamos a trabajar la Inteligencia espiritual y el capital relacional. En el Modulo II, hablamos de sostenibilidad, economía circular, plataformas colaborativas o Lean Startup.

Seguimos en el Módulo III con la innovación social. Nos metemos en la parte de diseño para la innovación, nuevas economías y medición de impacto, con más de 50 casos de éxito que nos traerán expertos de Acumen, Wise Prize, Sistema B…

Hay un bonus track de empleabilidad y un maravilloso offline, porque tenemos 100 aliados y la magia es que todo el mundo social está accesible. Quien se acerque a The Social MBA va a poder alimentar esas conexiones con todo este ecosistema social.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *