Entrevista exclusiva Quiero – JÓVENES EN «GIRA»

foto familia de gira jovenes

Tienen menos de 25 años y todos son ex participantes – hoy monitores – del programa “GIRA Jóvenes” de Coca-Cola. Todos “giraron” en un momento,  y emprendieron un viaje íntimo y personal para descubrir, dentro de ellos, su verdadera pasión.

Entran de a poco en el lugar de la cita: un gran auditorio en el campus donde se desarrolla la nueva edición del itinerario “Despierta tu pasión” del programa “GIRA Jóvenes” de Coca-Cola. A menos de una hora de que lleguen todos los participantes de esta nueva fecha, los siete monitores con los que hemos quedado nos esperan ya ansiosos.

Hasta hace poco, estos jóvenes (Bryan Juape, Youssef Tha Chaway, Amanda González, Sergio Gómez, Carlota Wagner, Gency Manuel Fernández y Génesys Jiménez), que bien podrían representar buena parte de la juventud española, pasaron por la misma experiencia que van a vivir en breve más de 100 chicos de entre 16 y 18 años de toda España, provenientes de entornos difíciles. Cuatro días de convivencia, con actividades lúdicas y talleres para autoconocerse, descubrir sus fortalezas, desarrollar habilidades de empleo y empezar a encauzar sus vidas.

Hoy este grupo de siete lo vive desde otro lugar. Saben muy bien que los jóvenes que están a punto de llegar no pueden imaginarse lo que les espera, ni qué es “GIRA”. Saben también, que casi el 100% de ellos no tiene claro aún qué va a hacer con su vida. Llegan sin estudiar, sin trabajar, con poca perspectiva de futuro. “Hasta que no entras, no sabes bien qué es GIRA…”, comenta Bryan. “Nos dejamos llevar… Lo que haces es confiar”, puntualiza Carlota.

Carlota mira hacia atrás, hacia un pasado no tan lejano: “Yo diría que el momento del campus es coger impulso”. Y enseguida llega la pregunta: ¿coger impulso para qué? “Para salir de muchas cosas”, se suma Sergio, el más parlanchín del grupo. “Hay un momento gira, que yo creo que a la mayor parte nos llega después del campus. No se puede decir que entras y sales ya distinto: como tú no te esfuerces, no va a pasar nada”. “Claro”, dice con timidez Amanda, “el momento gira es cuando te llevas todo lo que pasa aquí y buscas dentro de ti”.

Ese “momento gira” del que hablan es diferente para cada uno, pero tiene un denominador común: una transformación que empieza dentro de cada uno de los jóvenes que pasa por el programa. Una forma de encontrar ese rumbo perdido. Y aprender a quererse.

Lo más importante que aprendes aquí es a ser feliz. Aprendes a controlar las emociones, a ser más mayor. A mi me han ayudado a ser y a pensar de forma independiente”, asegura Manuel, de 20 años.  “Y que te valoren. Cuando ves que hay gente que te valora, que te está diciendo que vale todo lo que haces…”, agrega rápidamente Sergio.

«Lo más importante que aprendes es a ser feliz, a controlar las emociones, a ser más mayor». Sergio Gómez

Casi se pisan hablando. Llegamos a un punto sensible para todos.  Carlota también quiere añadir… “Encuentras tus fortalezas y un montón de debilidades. Pero aprendes que puedes sacar provecho de ambas. Las debilidades no tienen por qué ser negativas. Puedes conocerte a ti misma. Y valorarte por ser quién eres”.

Al acompañamiento psicológico especializado que reciben todos los participantes, se suman también talleres para desarrollar habilidades que faciliten su inserción al mundo laboral. “En realidad no es que el programa te da habilidades. Tú ya las traes, pero ellos (los coaches) te las sacan”, afirma Sergio.

Habilidades entre las que se destaca, como efecto colateral, un cierto sentido de la “responsabilidad”. Y es que hoy este grupo de jóvenes monitores se siente, ante todo, “responsable” en su nuevo rol. “Lo primero es la responsabilidad”, dice Bryan, “porque si hacemos mal el trabajo repercutirá en los jóvenes, y lo vamos a evitar a toda costa”.

Luz al final del camino

Los nuevos monitores saben que son un faro para las nuevas camadas de jóvenes “GIRA”. Ejemplos en carne y hueso de que hay, y es posible, un mañana. “Somos aliento, somos impulso para ellos. Y pueden pensar: si él ha llegado lejos, si ellos han estado como yo ahora, por qué no puedo llegar también yo allí”, comenta Carlota poniéndose en la piel de los chicos y chicas que están por llegar. “Creo que les damos esperanza”, agrega Amanda, “la pequeña luz al final del túnel, porque ellos pueden pensar que no pueden. Pero al salir de aquí llegan a creer que pueden hacer lo que quieran.  Somos un motivo para seguir adelante y conocer”.

«Damos esperanza a otros jóvenes. Somos la pequeña luz al final del túnel». Carlota Wagner

Yousef es un ejemplo de que las posibilidades están ahí. Su primera experiencia laboral fue con Coca-Cola, en Málaga. La primera vez, también, fuera de su casa. Genesys, la más mayor del grupo, encontró su oportunidad gracias a la experiencia en el Teatro del Canal, junto a Coca-Cola, donde su pasión por el marketing y lo comercial se vinculó con el diseño y la moda. Hoy trabaja en un showroom haciendo lo que le gusta y está a punto de seguir sus estudios de diseño en una Academia.

No todos están en activo en estos momentos, pero los siete tienen claro por dónde quieren seguir. Porque no es una generación apática, como algunos dicen. Carlota es quien toma la palabra: “A mi me interesa el tema político. Y el tema del medioambiente, porque nos estamos cargando el sitio en el que vivimos, y si no tenemos un sitio, todo lo demás no importa”. 

Hay algo más. A este grupo de jóvenes que salieron de GIRA les preocupa, ante todo, la gente. Devolver un poco de lo que ellos recibieron. Varios quieren ser psicólogos, enfermeros, auxiliares de enfermería, médicos… alguna profesión que ayude a los demás. “Dejar huella”, como manifiesta Carlota. Pero no una huella ante el mundo, “a lo Whitney Houston. Sino una huella ante las personas”, como puntualiza Sergio.

………………………………

Empezamos a mirar el reloj. Ya casi es hora de que lleguen los autobuses cargados de nuevos jóvenes. Jóvenes que no saben qué es GIRA. Que van a tener a estos monitores como guía durante varios días. Que van a verse reflejados en ellos…

Y rápidamente buscamos una última palabra. Una que pueda encerrar, como un secreto, todo lo que es “GIRA Jóvenes”.

Futuro, creer en uno mismo, magia, confianza, pasión, vivir, ilusión.

Es la hora.

Hay que prepararse para recibir al futuro que ya es presente. Vibrante y expectante. Joven.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *