Fiebre del domingo noche

Ayer la fiebre me dejó tirado toda la tarde delante de la tele  viendo el canal de Castilla León. «Somos de pueblo«, es un programa donde cuenta las profesiones y andanzas de gente que vive en pequeños pueblos de esta Comunidad Autónoma.

Esto de la fiebre te lleva lejos y me dio por pensar lo minúsculo que es nuestro mundo y nuestras reflexiones. Toda mi vida he trabajado en marketing y publicidad, y un error común en nuestra profesión es pensar que todos somos de grandes ciudades, con las mismas realidades y habituados a los mismos códigos de comunicación. Llevado a otro contexto, ¿Cómo explicar a un señor de Poyales del Hoyo en Ávila sobre temas de RSC, Sostenibilidad o Acción social? Pongo este ejemplo porque estos días está el debate caliente en diario Responsable, referente para los profesionales y académicos de este entorno.

Puede que a Manolo, hemos bautizado a nuestro vecino de Poyales, le de igual o simplemente piensa que estamos hablando de tonterias, que las empresas saben perfectamente como hacer bien las cosas y si no lo hacen es porque no les da la gana. El resto papel, papel, papel. Es lo bueno que tiene vivir en un pueblo, ahorra mucho papel.

Y en este subirte a la fiebre pensé en que bonito sería hacer un libro con todas las profesiones del mundo. Ahora que todo el mundo quiere ser comunity manager o desarrollador de apps para el tamagochi, no estaría de más que cualquier estudiante de secundaría supiera todas las cosas que se pueden hacer en esta vida. Sí, ya no queremos ser pastores, preferimos ser borregos. O no.

Un comentario en “Fiebre del domingo noche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *