“La innovación escala cuando los gobiernos propician las condiciones apropiadas”

Entrevista a Sally Uren, CEO de Forum for the Future

Acceso a capital y un marco de políticas adecuado para que las innovaciones ocurran. La experta en sostenibilidad, Sally Uren, afirma que la forma de crear cambios sistémicos es impulsando la innovación en áreas claves como la salud, dando pie a políticas gubernamentales que protejan a los vulnerables y creen valor.

Sally Uren, CEO de Forum for future (organización internacional líder en sostenibilidad), cree necesario regenerar la economía desde la inclusión de variables tanto sociales como ambientales. En conversación con Sandra Pina, Directora General de Quiero, plataforma española que trabaja desde hace 11 años en la ecuación sostenibilidad, negocios y marca, la experta asegura que el ingrediente fundamental de cualquier cambio sistémico es “la voluntad de los líderes con influencia y poder de hacer las cosas diferentes”.

Ver conversación completa en video AQUI

Sandra Pina: El capitalismo como modelo económico está perdiendo su licencia para operar y la crisis del coronavirus está volviendo a cuestionar el sistema. ¿Cómo avanzar con fuerza hacia un nuevo modelo, sobre qué bases y qué tipo de cambios son necesarios?

Sally Uren: Creo que la disrupción del COVID-19 y las dificultades que estamos experimentando nos llevarían a la tendencia natural de rebelarnos contra el modelo que teníamos antes, sin embargo, las personas tendemos instintivamente a querer volver a lo que conocemos. Creo que esto sería un gran error y espero que no suceda, porque durante esta crisis hemos visto que una economía alternativa funciona: una economía que cuida de los más vulnerables y a los que mas ha impactado este virus. Estamos viendo acciones gubernamentales enfocadas a protegernos, obligándonos a quedarnos en casa para mantenernos a salvo… acciones que no hemos visto en el modelo capitalista anterior. Los individuos están siendo conscientes de que la vida es mucho más que métricas financieras. Creo que el COVID-19 nos dejará una historia muy humana y un modelo económico que no tenga en cuenta la humanidad después de esto, está hundido.

SP: En estos días he escuchado a muchas personas decir que ahora somos mejores humanos ¿crees que es cierto? Probablemente esto nos haga mejores personas. Por otro lado, ¿crees que tenemos que ser más rebeldes? Porque si somos mejores personas, pero no nos rebelamos contra el sistema, tal vez volvamos, como tú decías, a lo mismo…

“Un modelo económico que no tenga en cuenta la humanidad después de todo esto, está hundido”.

SU: Creo que al final se están tomando decisiones activas para salir de esta crisis, pero no estamos pensando en el futuro. La crisis del COVID-19 es uno de los muchos shocks que vamos a experimentar en la próxima década, y si no construimos una resiliencia, no aprenderemos para la próxima crisis. Quizá esta crisis puede ser climática u otra pandemia y necesitamos tener capacidad de recuperación para que no nos pase lo mismo que ahora. Los cambios en el sistema (incertidumbre, disrupción, donde no sabemos qué pasará mañana), son ideales para que se produzca un cambio acelerado del sistema. Tenemos la oportunidad de salir de esta crisis y articular un sistema que gestione este tipo de situaciones mejor.

“Cualquier sistema económico debería incorporar el valor ambiental y social: sin esto no hay lugar para el Desarrollo Sostenible”.

SP: Definitivamente. En tu experiencia sobre el Green New Deal de Europa y EEUU… ¿Cómo va a impactar esta crisis en el plan y cómo va a afectar en las inversiones necesarias para avanzar en el plan verde)

SU: Estamos viendo cómo los gobiernos de todo el mundo están respondiendo a la crisis del COVID-19, introduciendo miles de millones en respuesta a nuestras necesidades. Es decir, sí que se puede re-conducir la inversión de los mercados a otras áreas. Este es el momento de reconceptualizar la economía, de que se tomen en serio otros modelos que le den valor a la naturaleza o a la construcción de una igualdad social. Si los estados son conscientes de la importancia que tiene esto, el acceso a la financiación tendrá un significado diferente. Si te pones a pensar en el coste global que se está empleando en dar respuesta al COVID-19, te preguntas ¿de dónde viene ese dinero? ¿Cómo está funcionando la economía actual? Yo tengo un mensaje para todos y especialmente para los gobiernos y es que deben dejar de pensar en que COVID-19 y clima son temas separados, están interconectados porque el clima, al igual que el COVID-19 es un problema de salud pública. Entonces la reflexión que nos tenemos que hacer es ¿cómo puede toda la inversión en respuesta del COVID continuar para responder a los problemas de la crisis climática? Si cuando salgamos de esta crisis los Estados no son conscientes de que el mundo está formado por sistemas interconectados y no por sistemas lineales, será realmente crítico…

SP: ¿Cómo va a impactar COVID-19 en las estrategias y planes de Desarrollo Sostenible de empresas / marcas? ¿Implicará un freno o, por el contrario, una palanca de avance para el Desarrollo Sostenible? ¿Qué puede pasar con los logros de los ODS?

SU: Aquellas organizaciones que ya entienden el imperativo del desarrollo sostenible, que entienden que garantizar la salud y la seguridad de nuestra fuerza laboral y la vitalidad de las comunidades es fundamental, colaborarán en la recuperación del COVID-19 pero también seguirán aportando en sus planes de Objetivos de Desarrollo Sostenible. Sin embargo, habrá empresas que lucharán por la supervivencia y crearán un programa de retorno masivo para obtener capital; en estos casos las estrategias de desarrollo sostenible avanzarán lentamente.

SP: Con respecto a las colaboraciones, el COVID-19 ha generado, según comentabas en un reciente artículo, que gobiernos, organizaciones y empresas reorganicen radicalmente sus modelos operativos. Este impacto puede ser tangible en nuevas formas de inversión en colaboraciones comerciales…

SU: Uno de los aspectos positivos del COVID-19 ha sido la creación de alianzas público-privadas, que están haciendo una labor muy positiva. Necesitamos que esto se mantenga. Por otro lado, también estamos viendo alianzas entre marcas que son competidoras para responder a la crisis. Mantener todo es fundamental para el desarrollo sostenible.

Sandra: En este contexto, ¿cómo podemos acelerar los cambios sistémicos?

SU: Para mí la pregunta es, ¿cómo podemos crear una nueva forma de hacer las cosas? Los cambios sistémicos necesitan una nueva forma de operar y de organizarse. La forma de crear cambios sistémicos es impulsando ciertas innovaciones en áreas clave; ahí es donde está la voluntad de hacer las cosas bien. Podemos continuar creando alianzas público-privadas, cambiando las normas sociales en torno a la salud pública, creando políticas gubernamentales para proteger a los más vulnerables, demostrando diferentes formas de hacer las cosas que creen valor económico. Todas estas estrategias son las que impulsan los cambios sistémicos. Este es el momento de coger todos estos ingredientes y seguir utilizándolos una vez pasada esta crisis.

“La forma de crear cambios sistémicos es impulsando ciertas innovaciones en áreas clave: salud pública, políticas gubernamentales para proteger a los vulnerables y creación de valor económico”

SP: Tenemos los ingredientes, ahora necesitamos hacer la receta real.

SU: El ingrediente más grande y fundamental de los cambios sistémicos es la conciencia y la voluntad de los líderes, que tienen la influencia y el poder para hacer las cosas de manera diferente. Por lo tanto, deberíamos solicitar a todos esos actores diferentes (empresas, gobiernos, sociedad civil), que lo hagan.

SP: Aprovechando tu experiencia y antecedentes en las diferentes dimensiones de la sostenibilidad, y si hablamos de cadena de suministro y operaciones, neto positivo… ¿Qué cambios se verán?

SU: Creo que hay dos escenarios posibles porque la cadena de suministro global se encuentra en un momento extraño que nunca hemos visto antes (la gente ha cancelado sus pedidos, los trabajadores no tienen acceso a ingresos…), todo el sistema se encuentra en un lugar muy difícil. Necesitamos que las empresas hagan lo posible para favorecer las cadenas de suministro a través de la creación de asociaciones significativas con los proveedores, educarles sobre las noticias falsas sobre COVID-19, ser creativos con los pagos, con las producciones. En otras palabras, creo que es necesario un compromiso real y profundo con las cadenas su suministro en el apoyo en la financiación, en asociaciones a largo plazo… Este es un modelo económico alentador, aquí las plataformas industriales pueden jugar un papel muy importante para asegurar que todos los miembros trabajen juntos asegurando la capacidad de recuperación de la cadena de suministro.

Sandra: ¿Crees que deberían volver a las cadenas de suministro locales?

SU: Sí, sin lugar a duda. Esta sería una respuesta a la regeneración económica, la reducción de la huella. Creo que vamos a ver un plan público más sostenible entre global y local, y eso va a ser bueno.

SP: Los compromisos de propósito se ponen a prueba a medida que las empresas se esfuerzan por responder al COVID-19. ¿Cómo va a cambiar el propósito corporativo o de marca esta realidad? ¿De qué debemos hablar a partir de ahora?

“Es necesario un compromiso real y profundo con las cadenas de suministro en financiación y asociaciones a largo plazo”.

SU: Hay muchas marcas detrás de esta conversación de propósito. Lo que quisiera ver realmente es a las marcas y empresas preguntándose: ¿cómo podemos crear valor y ponerlo al servicio del medioambiente y la sociedad? ¿Cómo podemos ser netos positivos? Las marcas y los negocios tienen que llegar a plantearse, ¿cómo pueden ser socialmente útiles y construir un entorno resiliente para que se manifiesten sus declaraciones de propósito? ¿Dónde puedo hacer la diferencia y generar el mayor impacto posible? Ahora más que nunca las empresas tienen que ser realmente claras sobre donde pueden ejercer el mayor impacto ambiental y social posible en estas áreas y no ser destructivos.

SP: En relación con lo que decías, el otro día leía en un medio español que deberíamos soñar con intentar generar el mayor impacto positivo posible. En este sentido, ¿crees que las empresas tendrán el mayor impacto positivo posible durante este período y crees que van a ser capaces de hacerlo para la recuperación?

SU: Creo que es posible, particularmente en el aspecto social porque el COVID-19 es una historia humana. Esta crisis nos está haciendo conscientes de la vulnerabilidad individual de cada uno de nosotros. En este escenario no puedo imaginar que las marcas y las empresas salgan de esto y dejen de pensar en las personas. Y creo que de esta crisis podemos extraer muchas ideas de lo que significa ser humano y ser socialmente útil.

SP: Hablabas antes sobre innovación. Creo que hemos visto transformaciones muy rápidas de algunas compañías, con un impacto muy rápido. En contextos normarles muchas innovaciones fracasan ¿Qué podemos aprender de estas innovaciones en la crisis?

SU: Creo que la lección más importante para que cualquier innovación escale, es la necesidad de producirse en el contexto correcto: un acceso al capital adecuado, un marco de políticas adecuado… y la razón por la cual estos días se han visto estas transformaciones e innovaciones tan rápidas en instalaciones, modelos de producción y mercados de bienes y servicios es porque los gobiernos han favorecido las condiciones apropiadas (acceso al capital y políticas adecuadas) para que las innovaciones ocurran. El fracaso de la innovación sucede cuando no fluye esa energía en los sistemas y en vez de propiciar su escalada, las bloquea. Entonces las innovaciones simplemente desaparecen.

SP: ¿Cuál es la lección más importante que no podemos olvidar después de esta crisis, ¿Cuál elegirías?

SU: La colaboración, sin duda. Hemos visto la colaboración a través de múltiples áreas, economía, sociedad de una manera que nunca hemos visto antes y esto es fundamental mantenerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *