“Lo más esperanzador es que la movilización ciudadana frente al cambio climático sigue creciendo”

El Foro NESI ha presentado durante la COP25 la iniciativa Municipios 2030 en la que nueve ayuntamientos se han comprometido a avanzar en el impulso de los ODS través de las nuevas economías y de la lucha contra el cambio climático. Diego Isabel La Moneda, director de Foro NESI nos comparte su experiencia durante este Cumbre del Clima.

¿Cómo habéis visto desde Foro NESI la COP25?

Pues hemos vistos 2 COP, una donde se está dando a conocer muchos proyectos y experiencias y que está teniendo una relevancia en España a nivel mediático muy potente, que no la hubiera tenido si se hubiera celebrado en Chile o en otro país. Todos los días hemos oído en los medios hablar de la COP, lo cual a nivel educación ambiental está siendo muy positivo para España. Por otra parte, también hemos visto otra COP, que es la técnica, en la cual se ha avanzado poco y las expectativas no son muy positivas en avanzar para crear un mecanismo que ayude a que realmente se haga efectivo el Acuerdo de París.

¿Cómo ha participado el Foro NESI en esta COP25?

El primer día de la COP25 organizamos un encuentro en el que hemos anunciado la puesta en marcha de ‘Municipios 2030: Red NESI de Municipios por una Nueva Economía’, que trabajará para el impulso de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en las ciudades españolas a través de las nuevas economías y que involucrará a ayuntamientos, diputaciones y comunidades autónomas para tener el mayor impacto en la consecución de la Agenda 2030.

Municipios 2030 está compuesta por nueve ayuntamientos. Cuenta con el liderazgo del Ayuntamiento de Málaga y el apoyo de la Red Kaleidos conformada por los municipios de Alicante, Burgos, Bilbao, Getafe, Logroño, Málaga, Sant Boi de Llobregat, Vitoria-Gasteiz y Zaragoza. Las líneas de actuación iniciales se basarán en la “Guía Local por una Nueva Economía» y en el Informe ‘A roadmap to 2030’ que el Foro NESI ha desarrollado en colaboración con la red Kaleidos y CIFAL Málaga, respectivamente.

Por otra parte, hemos tratado de influir dentro de nuestras posibilidades, en que se alcance un acuerdo para establecer el mecanismo que indica el artículo 6 del Acuerdo de París que nos permita avanzar con firmeza para no superar el 1,5ºC de temperatura. Hemos estados participando en reuniones de alto nivel y proponiendo iniciativas para que la compensación de emisiones se pueda realizar en cualquier país y no sólo en aquellos en vías de desarrollo, lo que fomentaría una carrera para lograr que los países sean neutros en carbono, alineando el esfuerzo de los gobiernos con el de las empresas y la ciudadanía, lo que transformaría las economías de los países. Además de apoyar a países en vías de desarrollo para que puedan descarbonizarse y desarrollarse a la vez.

Además, hemos defendido que se imponga un impuesto al carbono como a la gasolina o al petróleo para descarbonizarnos de verdad, porque el voluntarismo ya no es suficiente.

¿Cuál sería una foto de éxito de esta COP25?

Una foto de éxito sería, en primer lugar, que ciertos países, aunque no sean todos los del Acuerdo de París, acordaran llegar de una forma más ambiciosa en los plazos intermedios de objetivos de reducción y neutralidad de carbono, y ahí creo que la Unión Europea puede ser quien tome el liderazgo, junto con otros países como Nueva Zelanda y algunos otros que han manifestado que quieren ir más allá de los objetivos actuales de reducción de emisiones. Eso sería algo positivo. Y por otra parte que se avanzase en el Artículo 6 para del Acuerdo de París, que no está siendo posible.

Pero la verdad es que no se han producido grandes expectativas durante estas dos semanas. No se ha avanzado mucho en las negociaciones y muchos gobiernos han dejado el compromiso para la COP26 de Glasgow, trasladando el mensaje de que un año no es nada, pero en la lucha contra el cambio climático es tiempo perdido. Esperemos por lo menos que haya compromisos como el de la UE para reducir las emisiones de CO2 entre un 50% y un 55% en 2030 o de algún otro país. Lo más esperanzador es que la movilización ciudadana frente al cambio climático sigue creciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *