Y nos robaron la calle

Por José Illana, fundador de Quiero

Ver documental Periplo AQUI

Me han robado el paseo con el otro, el ruido de mis pasos. Nos han robaron millones de miradas. Destinos seguros y destinos huérfanos de intención.

¿Fue el bicho? ¿Venía de antes?Quizás hace tiempo que la calle dejó de ser el sitio al que bajar a conquistar para convertirse en un lugar de paso sin nadie que la espere.

Me oigo de niño. Me bajo a la calle. Sí, nos robaron la calle.

La calle, ese país más grande que Facebook, lleno de tiempo para dar y vidas que vivir.  Deseo, asco, prisa, miedo, ruido, ruido. Hola.

Un país habitado por turistas, paseantes, maleantes, despistados, jardineros, niños, enamorados, perros, gatos -miauuuu-, ejecutivas, currantes, ricas, pobres, mirones,  escaparates, deportistas, escaparates, escaparates, escaparates y Periplo. Periplo: nos robaron la calle.

Conozco a Periplo sin conocerlo. Periplo son dos: Andrés y Diana. Sé un poco de sus vidas, gracias a Bárbara y Bally, fundadoras de la productora Dimensión Blástica. Ellas me regalaron la historia de Periplo. Una historia que habita en la calle. Una de tantas; pero ésta es la suya.

Te suena de algo tratar de hacer lo que te apasiona, tener miedo a no llegar, sentir que el sacrificio es enorme. Vivir el aplauso como un recién nacido.

Nos robaron la calle. Y con ella, a Periplo y su arte.

Ya queda poco para que volvamos a nuestras rutinas, las de antes. Puede que sea un buen momento para conquistar la calle, bajarse a ella, desearla desde las tripas, abrirse libre, curiosa. Escuchar, oler. Andarla, andarla, andarla. La calle como principio, como fin. La calle, ese país más grande que Facebook.

Mirar de otra manera. Conquistar la calle, disfrutar de Periplo, sentir la pasión por el trabajo bien hecho.

Te suena de algo sentirte orgullosa de lo que haces.

Conquistemos la calle. Intentemos hacerlo mejor.

#abetterway

José

Pd: El bicho ha privado a Periplo, como a infinidad de artistas, de ganarse la vida con su arte. Si te apetece echarle una mano, aquí están pasando la gorra AQUI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *