COP25

Una cumbre a contrarreloj bajo el lema "Tiempo de actuar"

COP25: Una cumbre de personas que quieren.

La COP25 se puede interpretar de muchas formas, pero sobre todo como una Cumbre de personas venidas de todo el mundo para negociar, reivindicar, pedir, gritar y exigir poner fin a una escalada sin sentido de nuestro modelo productivo. Nuestra forma de generar energía. Nuestra forma de consumir recursos. #TiempoDeActuar

Todas las personas que damos forma a Quiero nos sumamos a esa exigencia. No podemos esperar más, no queremos esperar más. Tenemos el conocimiento y los recursos para revertir la situación que hemos creado. La pregunta no es si podemos hacerlo; la pregunta es si queremos. #TiempoDeActuar

Nos hemos quedado sin tiempo. Ya no valen respuestas menores, necesitamos soluciones exponenciales. Necesitamos exigir y exigirnos. Necesitamos dejar atrás soluciones basadas en el miedo a perder y entregarnos en cuerpo y alma a ganar: a la construcción de un sueño compartido. #TiempoDeActuar

En Quiero buscamos personas que sean conscientes de que vivimos en situación de emergencia climática y quieran poner sus organizaciones al servicio del cambio. Por eso, durante estos días que se celebre la Cumbre del Clima en Madrid nos haremos eco de esos gestos, de esas personas que quieren. ¿Nos ayudas a localizarlas?. #TiempoDeActuar

Bienvenidas y bienvenidos a Madrid.

Un abrazo

Quiero

Manifiesto COP25

❤ Una noticia muy especial para contarte

En el marco de la COP25, la Cumbre Climática que se celebra hasta el viernes 13 de diciembre en Madrid, hicimos entrega desde Quiero de la obra "17 ODS", una interpretación artística de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que realizamos conjuntamente con la artista María Luisa Pérez Pereda.

El cuadro, que fue entregado por nuestro fundador José Illana y la Directora General de Quiero, Sandra Pina, quiere movilizar a la ciudadanía desde la emoción, frente a los tiempos de urgencia medioambiental y social que estamos viviendo.

La obra fue entregada al director senior de Políticas y Coordinación de la UNFCCC, Martin Frick, y se expondrá de forma permanente en la sede de Naciones Unidas en Bonn (Alemania).

"Con este cuadro queríamos replantearnos el significado de los ODS, que son la primera declaración de interdependencia: un gesto de empatía absoluta como seres humanos que nos reconoce como frágiles y pequeños frente al otro".

José Illana. Fundador de Quiero.

entrega del cuadro ods quiero onu

Preguntas Frecuentes

¿Qué es la COP 25 y cómo llegamos a esta Cumbre?

La Conferencia de las Partes (COP) es el órgano de decisión supremo de la Convención Marco de Naciones Unidas (CMNUCC), un tratado que establece las obligaciones básicas de las 196 Partes (Estados), más la Unión Europea para combatir el cambio climático. La COP25 significa, literalmente, la reunión número 25 de las partes o países firmantes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

¿Quiénes son las “partes”?

Las partes son los estados miembros de la convención, en la actualidad, alrededor de 200. Además de las partes, en estas conferencias anuales pueden participar como observadores los representantes de empresas, organizaciones internacionales, grupos de interés o asociaciones. Las COP suelen convocar a miles de activistas que piden en las calles y a través de numerosos actos reivindicativos medidas más contundentes para proteger el clima.

Junto a la COP-25 que se celebrará en Madrid del 2 al 13 de diciembre también están previstas en las mismas fechas y de forma conjunta varias reuniones:

  • CMP15 (encuentro número 15 de los países adheridos a Protocolo de Kyoto).
  • CMA2 (segunda reunión anual de los países adheridos a los Acuerdos de París).
  • SBI-51 (reunión número 51 del Órgano Subsidiario de Implementación).
  • Y SBSTA-51 (reunión 51 del Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico y Tecnológico).

Llegamos a la celebración de esta Cumbre en Madrid de una manera “accidentada”. Lo que ya se nombra como la “cumbre maldita”, llega a Madrid después de la renuncia de Chile a ser sede debido a los graves acontecimientos que sufre el país Latinoamericano. No obstante, y a pesar del cambio de escenario, se mantendrán los objetivos de un conjunto de reuniones de alto nivel político y técnico en un momento en que la crisis climática parece haber ocupado, finalmente, un lugar destacado no sólo en la lista de preocupaciones ciudadanas sino también en la agenda de los partidos políticos y las instituciones.

Chile seguirá manteniendo la presidencia de la Cumbre.

¿Por qué la denominan “cumbre maldita”?

Brasil era el país que se había ofrecido hace más de dos años a acoger la cita pero, cuando ganó las elecciones Jair Bolsonaro, el país retiró su oferta.

Tras la renuncia de Brasil, durante la anterior cumbre climática –que se celebró en diciembre de 2018 en la ciudad polaca de Katowice– Chile se ofreció a acoger la reunión.

Costa Rica también se mostró entonces dispuesta, aunque finalmente dio un paso atrás al argumentar que no podía hacerse cargo del coste de esta cita. Sin embargo, Costa Rica sí fue el escenario en octubre de la llamada pre-COP, una reunión preparatoria de la cita que Chile tenía que organizar este diciembre.

¿Por qué es importante esta Cumbre?

  • La cumbre de este año es especialmente trascendente y transcurrirá en un marco de urgencia: constituye la última reunión para activar el Acuerdo de París, concebido como el primer pacto mundial vinculante en defensa del clima del planeta, que tiene que estar plenamente vigente en enero de 2020. La COP25 busca impulsar las garantías para ponerlo en marcha con la entrada en vigor de las medidas nacionales y buscará mejorar la ambición en reducción de emisiones de los países firmantes.
  • Esta COP25 tiene el reto de poner en marcha los mecanismos para limitar el calentamiento global muy por debajo de los 2 °C de media respecto a los niveles preindustriales a partir del año próximo.
  • Los países firmantes del acuerdo se comprometieron a entregar nuevos planes generales nacionales de acción contra el cambio climático (NDCs, por sus siglas en inglés) cada 5 años, por lo que será en 2020 cuando tengan que aportar las siguientes, que tienen que ser más ambiciosas para cumplir con el objetivo del acuerdo.
  • En esta COP25 se tienen que terminar de aprobar las reglas de aplicación del Acuerdo de París, en concreto, las referidas a los sistemas de comercio e intercambio de emisiones.
  • Por último, se espera que en esta Cumbre se incremente el número de naciones que se comprometen a elevar sus planes de recorte de emisiones de efecto invernadero, que, de momento, no son suficientes para que el calentamiento global se quede dentro de unos límites manejables.

Se espera que la COP25 sea un cambio de ciclo y un hito decisivo para que los países presenten contribuciones más ambiciosas en 2020 y el mundo llegue a la cumbre de Glasgow (COP26) del año que viene con los deberes hechos.

¿Qué es el Acuerdo de París?

El Acuerdo de París firmado en 2015 en la COP21 es el mayor acuerdo vinculante frente a la crisis climática. Establece un plan de acción mundial para limitar el calentamiento global muy por debajo de los 2 grados y proseguir los esfuerzos para que no supere los 1,5 grados.

Este acuerdo sentó las bases para una transformación hacia modelos de desarrollo bajos en emisiones, con el compromiso de los 195 países firmantes. Los 195 países firmantes se comprometieron a reunirse cada cinco años para fijar objetivos más ambiciosos basándose en criterios científicos, informar a los demás gobiernos y a la ciudadanía sobre sus avances, y evaluar los avances hacia el objetivo a largo plazo a través de un mecanismo sólido de transparencia y rendición de cuentas. El acuerdo incluye compromisos de mitigación, adaptación y financiación. El acuerdo reconoce también “la importancia de evitar, reducir al mínimo y atender a los daños y perjuicios debidos a los efectos adversos del cambio climático”.

Por otro lado, “reconoce la importancia de las partes interesadas no signatarias: las ciudades y otras administraciones subnacionales, la sociedad civil o el sector privado”.

El 4 de noviembre de 2016 entró en vigor, al depositar los instrumentos de ratificación unos 55 países que representan por lo menos el 55 % de las emisiones mundiales. Tres años después, el 4 de noviembre de 2018, EE UU anunció que se retiraba del acuerdo.

Historia de las Cumbres

Las cumbres del clima de la ONU se celebran cada año desde mediados de los noventa del siglo XX. El objetivo de estas citas, que han ido ganando en importancia y presencia mediática, es alinear a todos los países en la lucha contra el calentamiento global.

En 1979 se organizó la primera la Primera Conferencia Mundial sobre el Clima en Ginebra (Suiza). En esta ocasión, el Programa Mundial de Investigaciones Climáticas se lanzó, bajo la responsabilidad de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y el Consejo Internacional de Uniones Científicas (CIUC).

En 1988, nació el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), establecido por la OMM y el PNUMA para llevar a cabo, a intervalos regulares, una evaluación del estado del conocimiento sobre el cambio climático.

Es esta organización administrativa la que da origen a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, establecido en la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro (Brasil) en 1992.

La primera Cumbre como tal tuvo lugar en Berlín en el año 1995. Desde entonces, se ha convocado anualmente en distintas ciudades de Europa, América, África y Asia. Bonn ha acogido varias cumbres y múltiples reuniones sobre crisis climática por ser la sede de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

Una de las más célebres fue la de Japón en 1997, de la que salió el conocido como Protocolo de Kioto. El problema de aquel acuerdo, aún vigente, es que los países obligados por ese pacto a recortar sus emisiones de gases de efecto invernadero —responsables del cambio climático según la práctica totalidad de los científicos— apenas representan ya el 10% de todos esos gases. Tres de los cuatro bloques de grandes emisores —China, EE UU e India— no están obligados a esos recortes dentro de Kio.

Visiones de la COP25

Más Visiones

Los expertos opinan: 10 claves de la COP25.

Desde Quiero, y en el marco de la COP25, invitamos a cuatro expertos a que analizaran las expectativas y los desafíos que nos presenta esta Cumbre.Participaron Sara Pizzinato, miembro del Patronato de Fundación Renovables; Tom Kucharz, militante de Ecologistas en Acción e investigador social; Javier Cortés, director del Programa de Ciudades del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, y José Cristóbal Ferreras, miembro de FridaysFor Future, que compartieron sus puntos de vista y lo que nos jugamos como sociedad el próximo 14 de diciembre, cuando finalice la Cumbre.

Estas son las 10 claves principales que señalaron los expertos:

Leer Más.
infografia quiero cop25

¿Quieres?

Si te apetece estar al tanto de las cosas que «trasteamos» desde Quiero.

SUSCRÍBETE.